La balada de Sam

La balada de Sam

“Las páginas son en Panavisión y los crepúsculos de tequila. Cabalgo con Kris Kristofferson y con Pat Garrett. Nadie nos persigue, a nadie perseguimos, sólo existe la felicidad de galopar, ralentizada e inabarcable. Queremos ser Sam, es lo que siempre hemos querido. Es imposible, lo sabemos, pero en estas páginas parece posible. Por eso cabalgamos. Un capítulo más y un tequila más y soñaré que muero como William Holden en Grupo salvaje”. Fernando Marías

Sinopsis

El pasado está a veces tan presente que cuesta disfrutar el día a día. Esto es lo que le ocurre al escritor neoyorquino Frank Benedict, que arrastra más secretos de los que puede soportar. Inmerso en una difícil crisis personal, decide emprender un inesperado viaje a Triunfo, un pequeño pueblo del norte de México, tras los pasos de un padre al que apenas conoció y del que conserva recuerdos contradictorios. Su búsqueda confluirá allí con la historia de Sam Lonergan, el último gran director maldito de Hollywood, y la de aquellos que, como él, se bebieron la vida hasta sus últimas consecuencias en busca de la perfección. Las andanzas de Lonergan junto a su padre, evocadas por los vecinos del lugar, conducirán a Benedict a un viaje de exploración interior para encontrar respuestas, un viaje tan desesperado como la última gran película del cineasta.

Notas de la editorial

A través del viaje del protagonista en busca de sus propias raíces, Javier Márquez se adentra en el mundo de los grandes artistas que convierten su arte en una adicción. Aquellos que hacen de su obra su propia vida y por ello acaban consumidos en un vano intento por alcanzar la creación perfecta. Artistas que se beben la vida de forma salvaje porque ésta, en realidad, no existe para ellos más allá de los límites de sus creaciones. Y lejos de hacerlo de forma directa, el autor elige contarlo desde el punto de vista de aquellos que rodean a estos artistas y que de alguna manera se ven afectados por ellos. Así, la vida de Sam Lonergan, imagen del cineasta Sam Peckinpah, queda al descubierto a través de su relación con el padre del protagonista.

Una novela que recrea extraordinariamente el ambiente del western clásico en México, el país que ha sido para muchos escritores, cineastas o músicos un lugar de huida e inspiración recurrente. Artistas que como Sam Peckinpah, Ambrose Bierce, John Huston, Malcolm Lowry o Jack Kerouac pusieron rumbo a este país en algún momento de sus vidas casi como destino místico, donde decían encontrar lo mejor y lo peor del hombre, una civilización que conservaba aún un toque de frescura primitiva. Ese halo es el que el autor retrata en Triunfo, su gente y su historia, un pueblo sin tiempo ni espacio, un lugar ubicado en el norte de México pero que vive con las costumbres del sur.

Entre caballos, corridos y mucho tequila, el lector descubrirá una cultura tan exótica que se sentirá como un niño ante la pantalla de cine.

.

The ballad of Sam Lonergan, canción para una novela.