‘La fiesta de Orfeo’ en La Balacera (19/01/10)

Vamos, en este arranque de 2010, muy en plan British total, tras el estreno de “Sherlock Holmes” ahora reseñamos una novela que, si bien temporalmente no tiene que ver con la época, a mí me recuerda a toda esa Inglaterra victoriana que tan atractiva me ha resultado siempre.

La fiesta de Orfeo cuenta una atractiva historia, repleta de meandros, disgregaciones y recovecos que terminan por encajar perfectamente y que comienza de una forma brutal, con el despiadado asesinato en masa de todos los habitantes de un pequeño pueblo.

A partir de ahí, por capítulos alternos, dos historias avanzan de forma paralela: por un lado, la investigación de los crímenes, a manos del inspector Andrew Carmichael y del detective Harry Logan. Por otro, tenemos a un famoso actor de la televisión que se apresta a interpretar un clásico del cine de terror: Peter Cushing y el doctor Frankenstein, respectivamente.

De las dos tramas, la que más me gusta es la que tiene que ver con el cine y con los deseos de los rectores de la Hammer Films de revolucionar el cine de terror, dándole una dimensión totalmente distinta a la que había tenido hasta entonces. Y, para ello, señalan a Cushing la conveniencia de que se meta a fondo en el papel, que investigue acerca del origen y el sentido del miedo.

Y Cushing, tan aplicado, lo hace. ¡Vaya si lo hace!

Porque, a todo esto, durante la trama de la novela se cuela una película. Un clásico del cine de terror, de la época muda, titulado “La fète de Monsieur Orphée” que se creía perdido. Y hasta ahí podemos contar para no desvelar aspectos esenciales de una trama rica, bien tejida y muy atractiva.

A todo esto, lo mismo se piensan ustedes que el autor de esta novela es algún inglés estrambótico o un americano investigador del mundo del cine. Pero no. El autor es Javier Márquez Sánchez, periodista y escritor sevillano, nacido en 1978 y con una amplia carrera a sus espaldas, sobre todo, dedicado al mundo de los reportajes y al periodismo musical.

Y es que la editorial cordobesa Almuzara tiene buen ojo a la hora de elegir a autores nuevos, con cosas distintas por contar. Que para publicar lo de siempre y a los de siempre, ya están las editoriales de siempre, bien caracterizadas por su nulo sentido del riesgo.

Una lectura de lo más ameno que reconcilia con el mejor género de aventuras.

Jesús Lens Espinosa de los Monteros.

Publicación original